TAYM: 3 MESES DE IMPUNIDAD

A tres meses de la tragedia ambiental provocada por la inundación y desborde de la Planta de tratamiento y disposición final de residuos peligrosos, Taym, seguimos esperando respuestas oficiales sobre el real impacto sobre nuestro ambiente y seguimos exigiendo Justicia.

– Anuncio –

A tres meses de la tragedia ambiental provocada por la inundación y desborde de la Planta de tratamiento y disposición final de residuos peligrosos, Taym, seguimos esperando respuestas oficiales sobre el real impacto sobre nuestro ambiente y seguimos exigiendo Justicia.

A pesar de las declaraciones inmediatas del gobernador Schiaretti, sobre la necesidad de que cayera todo el peso de la ley sobre los responsables de este desastre ambiental; hemos transitado tres meses de silencio oficial, tres meses de secreto de sumario, tres meses de impunidad.

Si bien Taym continúa en cese preventivo, sin poder ingresar materiales, muchas pruebas habrían sido destruidas en estos meses. La empresa removió la tierra del entorno, se reconstruyeron los taludes destruidos, desmontaron la zona oeste del predio, vaciaron la fosa anegada, construyeron una nueva enorme fosa, limpiaron la zona aledaña de los materiales dispersos, entre ellos, muchas bolsas rojas, características de los residuos patógenos.

El Ministro de Ambiente declaró a la prensa haber conformado un equipo interdisciplinario para analizar el impacto del desastre de Taym, sin embargo jamás hicieron públicos los resultados de pruebas de contaminación en el territorio. Tampoco se conocieron fehacientemente los materiales contaminantes depositados en el lugar, ni las posibles consecuencias en la salud y el ambiente que la liberación, combinación y dispersión de los mismos en suelo, agua y aire, puede provocar. Los cultivos inundados por el agua contaminada que salió de la Planta fueron cosechados y vendidos… Hay en este caso una cadena infinita de (ir)responsabilidades que involucra a privados y funcionarios públicos del pasado y el presente.

El fiscal Peralta Ottonello, antes de dictar secreto de sumario, comunicó que habían encontrado contaminantes peligrosos en el agua del canal Los Molinos-Córdoba. Luego envió la causa íntegra a la fiscalía anticorrupción. La causa retornó a su fiscalía en Alta Gracia con la orden de que amplíe la investigación. Pero a tres meses del incidente, el fiscal Ottonello no ha imputado a los responsables de esa contaminación.

Muchos vecinos de la zona sur de Córdoba continúan desconfiando de la calidad del agua de red que les brinda la empresa concesionada por el grupo Roggio, el mismo dueño de Taym. Porque animarse a consumir el agua proveniente del canal Los Molinos, desde el último 28 de marzo, es una “cuestión de fe”.

Y parece que el gobierno, en sus diferentes niveles, lejos de reclamar verdad, justicia y remediación para el territorio y población afectada, apuesta al olvido público.

Ninguna prensa independiente y comprometida con su rol social debería permitir que el desastre ambiental de Taym se tape con un manto de olvido.

Hemos transitado por 3 meses de IMPUNIDAD. HOY MARCHAMOS JUNTO AL “BOSQUE NATIVO” PARA EXIGIR QUE LOS GOBERNANTES NOS ESCUCHEN Y PROTEJAN LA ÚNICA CASA COMÚN QUE TENEMOS SIN DISTINCIÓN DE ESPECIE.

EXIGIMOS VERDAD, JUSTICIA Y REMEDIACIÓN para el ambiente y las poblaciones afectadas por TAYM.

 

VECINOS AUTOCONVOCADOS “SANTA MARÍA SIN BASURA”

28 de junio de 2017.

You might also like More from author

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.