Sobre una entrevista al rector de la UNC

Juri: "Si yo viviera en Santa Ana, también estaría haciendo juicio"

– Anuncio –

La semana pasada, el rector de la UNC, Dr. Hugo Juri, fue entrevistado por la periodista María Ester Romero, de Radio Nacional, sobre el conflicto suscitado en torno a un informe realizado por los ingenieros Daniel Yorio (UNC) y Héctor Macaño (UTN) y entregado a la Justicia en relación a la causa Cormecor. En dicho Informe, estos dos ingenieros plantean que ninguna de las objeciones de los amparistas contra la instalación del megabasural en cercanías de su pueblo, “son de recibo”.

El Informe de Yorio y Macaño generó profundos cuestionamientos internos por parte de varias Facultades de la UNC, que de manera paralela evaluaron el Estudio de Impacto Ambiental presentado por Coremcor, considerándolo en varios aspectos como “técnicamente inadmisible”.

Esto llevó al pronunciamiento del Consejo Superior de la UNC, que indicó que el informe de Yorio y Macaño no representa a la UNC en su totalidad. En el mismo pronunciamiento, el máximo órgano de gobierno de la UNC, instó a que en relación al nuevo emplazamiento de un enterramiento sanitario para todo el Gran Córdoba se priorice por sobre cualquier interés, el bienestar y la salud de la población. Además requirieron que en el desarrollo y ejecución de políticas ambientales se trabaje para lograr el consenso social. Siendo este un posicionamiento que le quita autoridad al pronunciamiento de los Ingenieros Yorio y Macaño.

No obstante, las autoridades universitarias intentan encubrir el irregular accionar de estos ingenieros y su infundado Informe Preliminar, mediante el cual usan el prestigio de la UNC para legitimar el cuestionado Estudio de Impacto Ambiental presentado por Cormecor.

En este marco, la entrevista dada por Juri a Radio Nacional deja varios aspectos para analizar:

Audio completo Juri en Radio Nacional

  1. El Dr. Juri miente cuando señala que la Cámara (en lo Contenciosos Administrativo) “no pide un informe, sino una aclaración en dos o tres puntos del Informe Ambiental”. Ya que pueden verificar en el documento adjunto, que el decreto de la Cámara requiere un Informe a través del cual se les pide que evalúen todas las objeciones realizadas por los amparistas y digan si “son de recibo”. Ver decreto de la CCA  Ver oficio enviado por CCA a la UNC
  2. Se pregunta el Dr. Juri: “¿Por qué los vecinos de Santa Ana no fueron a las audiencias públicas?” En primer lugar, la audiencia pública realizada fue una sola. Se hizo en un lugar distante y los vecinos de Villa Parque Santa Ana no fueron debidamente informados. Sin embargo, el intendente de esa localidad y vecinos del paraje Alto El Durazno, como también el biólogo Raúl Montenegro, asistieron a esa audiencia pública y manifestaron su disconformidad. Sin embargo esas objeciones nunca fueron debidamente contestadas. Hecho verificado por el propio Tribunal Superior de Justicia según consta en la Resolución Cautelar del 18 de mayo de 2017. Ver Resolución cautelar TSJ
  3. Dice el rector: “Si yo viviera en Santa Ana estaría muy molesto. (…) Yo me solidarizo con la gente de Santa Ana, y con la gente que no tiene bueno abogados como los de Nuestro Hogar Tres, Santa Isabel, que están al lado de un basural a cielo abierto. ¿Qué opina Ud, que tenemos que hacer con la basura”. – María Ester Romero: “Hay que buscar el lugar más apropiado y que menos daño produzca…” Y más adelante Juri afirma: “Si yo viviera en Santa Ana también estaría haciendo Juicio”. ¿Entiende el rector que el proyecto de Cormecor es peligroso para las poblaciones?
  4. Dice el rector: “La Cámara le preguntaron (sic) tres preguntas específicas, ustedes deberían leer antes de sacar conclusiones, no le pidieron un informe (…) piden aclaraciones sobre un informe que no realizó la universidad…tres preguntas”. El rector desconoce el pedido de la Justicia y el Informe presentado por Yorio y Macaño, o miente. Ya que, en primer lugar, la Cámara solicitó un Informe y no pidió ninguna aclaratoria, sino que la UNC fuera una especie de perito y juez que dijera si las objeciones de los amparistas “son de recibo”. El propio texto firmado por Yorio y Macaño lleva por título: Informe Preliminar, y allí los ingenieros responden sobre 13 puntos: (a) Ubicación-distancias, b) Falta de estudio de Campo sobre Santa Ana, c) Impacto visual sobre el paisaje, d) Impacto sobre la salud, e) Vientos-dispersión de contaminantes, f) Olores causantes de estrés mental y psicológico, g) Hidrología subterránea, h) Desconocimiento de afectación socio económica y política, i) Falta de participación ciudadana, j) Hidrología superficial, k) condición de los suelos, l) Incongruencia entre la dimensión del proyecto aprobado (430ha) y del predio expropiado (506 ha), m) Medidas de mitigación, etc. Ver Informe Yorio Macaño
  5. “Tengo entendido que las respuestas de esas preguntas, que no es un informe, dice que está todo de acuerdo con el informe de la Universidad del 2012.” ¿Desconoce también el Dr. Juri el Informe del Isea de 2012? Ya que, por ejemplo, en dicho informe el Isea-UNC recomendó un apartamiento mínimo de los bordes urbanos de 4km (2km de zona de exclusión, más 2km de zona buffer), hecho que está siendo absolutamente violado por Cormecor al intentar ubicar el vertedero en un predio distante apenas 960mts. del ejido de Villa Parque Santa Ana, y a mucha menor distancia de casas de habitantes de la zona rural Alto El Durazno y Potrero del Estado. Generando un altísimo riesgo para estas poblaciones.
  6. “Es la respuesta de un experto del Departamento de Ingeniería Química (…) pero acá le pidieron algo exclusivo, aclaración de unos términos determinado ahí”. No vale la pena volver a aclarar que los aspectos sobre los que estos ingenieros respondieron exceden ampliamente su experticia y debiera haber involucrado el trabajo serio e independiente de un equipo interdisciplinario.
  7. Dice Juri: “No estuvieron envueltas (sic) ni con este informe ni en Cormecor… El Ingeniero Yorio, estoy hablando, no estuvo envuelto en el Informe de Cormecor ni el informe anterior de la UNC, porque sino estaría…” Juri no termina de aclarar su frase, pero podemos interpretar el sentido. Si estos ingenieros hubiesen tenido relación con Cormecor o con el Estudio de Impacto Ambiental, no serían profesionales con independencia para evaluarlo. Sin embargo, está comprobado que el Ing. Macaño ha participado mediante el CIQA en la realización de estudios para Cormecor, incluso se lo ve en una fotografía junto a los funcionarios de Cormecor el día del lanzamiento del proyecto. ¿Entonces? ¿Puede aún considerarse válido dicho Informe Preliminar?

 

Esta semana, la Cámara I en lo Contencioso Administrativo volvió a enviar a la UNC un decreto para que en 10 días envíe un Informe Final, que respalde con aclaraciones metodológicas y prueba lo sostenido por Yorio y Macaño en el Informe Preliminar. Les envían para ello las impugnaciones presentadas por los amparistas a dicho Informe Preliminar. De esta manera, la Cámara reconoce que el Informe de Yorio y Macaño es científicamente inconsistente. Sin embargo, con el nuevo pedido tratan de salvar la maniobra orquestada para legitimar un proceso absolutamente viciado. Estas maniobras están orientadas a encubrir la responsabilidad de funcionarios públicos por el irregular y fraudulento tratamiento de este proyecto que afecta gravemente la seguridad ambiental y de varias poblaciones; pero además, endilgarle a la UNC la responsabilidad sobre la resolución que quieren tomar.

You might also like More from author

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.