¿Porque nos oponemos?

Porque a tan sólo 10 cuadras de nuestro pueblo, Villa Parque Santa Ana, la municipalidad de Córdoba, otros 9 municipios y comunas y el Surrbac asociados en Cormecor S.A., pretenden instalar tres enormes fosas de enterramiento de residuos urbanos, que por sus dimensiones (500 ha) conformarían el tercer basural más grande de Sudamérica. Lo que lo convierte en un proyecto de enorme impacto ambiental para todo el entorno.

Cormecor planea construir cinco plantas de tratamiento de RSU y tres fosas de 10 cuadras (1.000m) de largo por 7 (700m) de ancho, con una profundidad de 25 m. de fondo desde la superficie, y una elevación de 20 m. por encima de la superficie (45 m. en total), en dónde depositarían la basura de todo el Gran Córdoba durante 30 años, generando montañas de residuos.

Lo más temerario es que en su proyecto oficial, Cormecor reconocen que sólo tratarán en las plantas 300 toneladas de basura domiciliaria por día, cuando el Gran Córdoba produce más de 2.500 toneladas diarias, sin considerar el crecimiento poblacional de los próximos 30 años. Es decir que, en el mejor de los casos, tratarían un 12% del total de la basura recibida, mientras más del 85% se destinaría a enterramiento generando nuevos Megabasurales.

Cabe señalar que los gobiernos de las localidades involucradas no han desarrollado políticas serias de separación en origen ni recolección diferenciada de residuos lo que demuestra que el proyecto de Cormecor está focalizado en el negocio del traslado y enterramiento de residuos, sin ocuparse de la educación de los ciudadanos para lograr una drástica reducción de los desechos que derive en un real cuidado del ambiente.

En diciembre de 2015, el gobierno provincial aprobó la posibilidad de expropiar un predio de 506 has ubicado entre las localidades de Bouwer y Villa Parque Santa Ana, para emplazar dichas plantas y vertedero. La elección de ese predio, ubicado a tan solo 960 m. del ejido de Villa Parque Santa Ana, en un predio inundable, nunca fue debidamente explicada.

El proceso de elección de este predio está viciado de irregularidades.

En primer lugar, los vecinos de Villa Parque Santa Ana -la comunidad más cercana al predio- nunca fuimos consultados. La mayoría nos enteramos a través de la prensa de la inminente instalación de este megabasural.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) realizado por la consultora privada Geoambiental para Cormecor, está plagado de errores, mentiras y omisiones de datos.

a) Miente en relación a las distancias que separan al pueblo de Villa Parque Santa Ana del predio.

b) Plantea que “en la zona nadie bebe agua de pozo”, cuando en Villa Parque Santa Ana, el agua de red se abastece desde cinco perforaciones ubicadas en los distintos barrios que la integran.

c) Es erróneo en cuanto a la dirección real de los vientos predominantes.

d) Plantea que los vecinos de Villa Parque Santa Ana “están de acuerdo con el proyecto” cuando en realidad nunca fueron debidamente consultados y la lucha de los vecinos demuestra lo contrario.

e) La elección del predio no se respeta las normativas internacionales ni las recomendaciones de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en relación a no ubicar este tipo de vertederos en zonas inundables. La estimación de la recurrencia de lluvias realizada por Geoambiental tomó sólo 25 años, cuando según la normativa internacional y las recomendaciones de la UNC, debería haber tomado los datos de 100 años de recurrencias de lluvia; lo que implica una subestimación de la inundabilidad en la zona. Los vecinos del lugar han denunciado y registrado el modo en que dicho predio es atravesado por violentas correntadas de agua cada vez que llueve. Esas correntadas llegan hasta el canal abierto del dique Los Molinos que abastece de agua al 30% de la población de Córdoba capital. Hecho constatado en la inundación del 28 de marzo de 2017, que culminó con la inundación y colapso de la planta de residuos peligrosos Taym, ubicada a escasos 700 metros del predio elegido por Cormecor para emplazar un nuevo megabasural. (Ver: Causa Taym)

Ampliar información

La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Córdoba y la Pastoral de la Iglesia católica se expresaron en contra de la instalación de ese nuevo megabasural en ese predio. La Justicia de Córdoba sostiene dos medidas cautelares que impiden a Cormecor S. A. iniciar obras en dicho predio.

Ver Documentos/ Pronunciamientos

La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Córdoba y la Pastoral de la Iglesia católica se expresaron en contra de la instalación de ese nuevo megabasural en ese predio. La Justicia de Córdoba sostiene dos medidas cautelares que impiden a Cormecor S. A. iniciar obras en dicho predio. 

Ver Documentos/ Pronunciamientos