El Defensor del Pueblo ratifica el reclamo de los vecinos de Santa Ana

Ayer (26/12/2016), el Defensor del Pueblo de la Provincia, Mario Decara, hizo público un informe encargado a técnicos especializados, en el que recomienda no instalar la Planta de Cormecor en el predio ubicado entre ruta 36 y 5, en inmediaciones de las localidades de Bouwer y Villa Parque Santa Ana.

– Anuncio –

Ayer, el Defensor del Pueblo de la Provincia, Mario Decara, hizo público un informe encargado a técnicos especializados, en el que recomienda no instalar la Planta de Cormecor en el predio ubicado entre ruta 36 y 5, en inmediaciones de las localidades de Bouwer y Villa Parque Santa Ana.

El informe técnico del Defensor encontró contradicciones en algunos puntos y disiente en otros con el informe de Impacto Ambiental realizado por la consultora Geoambiental para la Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos del Área Metropolitana de Córdoba (Cormecor).
A solicitud de vecinos de la localidad, hace aproximadamente un mes, el Defensor se hizo presente en Villa Parque Santa Ana y pudo recorrer el predio y conversar con los vecinos y el intendente sobre las condiciones del predio y las razones de los reclamos.

El estudio de la defensoría plantea que la localidad de Villa Parque Santa Ana se encuentra en dirección suroeste, a barlovento del predio, por lo que la localidad sería afectada directamente por los vientos y la dispersión de contaminantes que acarrearían. Un aspecto que el informe de impacto ambiental tergiversa, ya que plantea que no hay localidades en dirección de los vientos predominantes, dato que ha sido refutado por estudios de vientos en la zona.
En segundo lugar, plantea la evidencia de anegamientos en el predio y advierte que el alto caudal de agua producto de las escorrentías que atraviesan el predio en episodios de lluvias, podría ocasionar mayores erosiones y problemas hídricos sobre los campos, ruta 36 y predios colindantes.
«Cualquier emprendimiento en la zona requiere de obras de infraestructura de control hídrico previas a fin de evitar las posibles consecuencias de inundaciones y la contaminación producto de las mismas. En este punto también se recomienda considerar la ubicación de la Planta de tratamiento de residuos peligrosos Taym al momento de planificar las vías de escurrimiento». En tal sentido, Cormecor –u otras entidades estatales- deberían hacer una inversión que demandaría una erogación millonaria al Estado, por el sólo hecho de la inadecuada elección de un predio con aguda pendiente oeste-este.
El documento además expresa que parte de la superficie del radio urbano de Villa Parque Santa Ana se encuentra dentro del área de impacto directo. Los técnicos de la Defensoría también hacen la salvedad de que la proximidad del predio con esa localidad “puede significar el impedimento para esta comuna para planificar un crecimiento hacia el nor-noreste”.
Otro punto de disenso con el Informe de Impacto Ambiental aprobado por el Ministerio de Ambiente, es sobre la posible utilización del área elegida si no se llevara adelante el proyecto; ya que el informe de Geoambiental plantea que de no realizarse el proyecto de Cormecor, ese predio sería utilizado para cultivo de soja con fumigaciones contaminantes. Para la Defensoría sería posible no sólo la realización de diversos cultivos agrícolas, sino además de otros emprendimientos como puede ser la producción intensiva ganadera. Los vecinos señalan que este tipo de evaluaciones del Informe de Impacto Ambiental traslucen las graves irregularidades del mismo que en varios puntos construye un discurso sin basamento científico orientado a manipular la información para generar una evaluación favorable a Cormecor, sin atender a las reales consecuencias ambientales y sociales de ese proyecto.

 

El informe de la Defensoría, además señala que “Si se considera la distancia del predio al anillo de la Circunvalación, la misma es de 14,5 km en línea recta por lo que se puede suponer que el predio para la realización del complejo en aproximadamente 10 años quedaría inserto dentro de la mancha urbana metropolitana, lo cual generaría los inconvenientes que hoy se desean evitar realizando el emprendimiento en las afueras de la ciudad”.

La semana pasada, los vecinos autoconvocados hicieron públicas varias cartas de intendentes del Departamento Santa María que apoyan su reclamo contra la instalación del megavertedero de Cormecor en inmediaciones de Villa Parque Santa Ana; compartiendo la preocupación por el impacto ambiental del proyecto en toda la zona y reclamando que cada municipio se haga responsable de su basura. Cada día, más instituciones se suman a convalidar las denuncias y reclamos de los vecinos autoconvocados “Santa María sin Basura”.

You might also like More from author

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.